Agustín Guerrero presentó en Fractura Expuesta Radio Tango, el segundo disco de la Orquesta Típica que lleva su nombre. Una charla distendida para adentrarse en la profundidad de un material concebido desde el centro de la composición, que resume la sonoridad de una de las vertientes actuales del tango del nuevo siglo. Con una formación orquestal armada a la medida de las necesidades tímbricas, Guerrero tuvo primero la idea, y luego la estrategia para llevarla a cabo. Una lectura del momento histórico, una función que cumplir como director de un proyecto artístico.

En nueve canciones, el disco “XXI” repasa composiciones de artistas contemporáneos, también estrategas de la música, como Sonia Posetti, Diego Schissi, Néstor Ibarra, Fernando Otero y el propio Guerrero, entre otros. “Schissi me decía, a medida que íbamos escuchando el material, que XXI es una especie de fotografía de la música creada para ser escuchada en conciertos” ejemplifica Agustín.

“La composición musical juega con todos los parámetros existentes en la música. A diferencia de la canción, que pone en primer lugar la melodía o el texto, la composición musical contiene un trabajo concretamente sobre lo tímbrico, la textura musical, la armonía. En ese sentido, XXI es una foto de compositores,” desarrolla Guerrero quien para lograrlo, diseñó una orquesta con la versatilidad necesaria para satisfacer esa idea.

En resumen, XXI es el trabajo de una Orquesta Típica que no suena como el común de las típicas. Guerrero devela la trama de la búsqueda sonora: “Un bandoneón y un violín suenan medio parecidos, una trompeta suena bien distinto. La idea era ampliar, explotar al máximo esas posibilidades tímbricas, tal como hizo Salgan en su momento. Él ya tenía la tendencia para ampliar la orquesta típica. Siguiendo esa línea, yo me encuentro tratando también de ampliar. Por qué no otros instrumentos de vientos que no sean los bandoneones, por qué no el clarinete, la flauta, el fagot, por que no los sintetizadores, por qué no la percusión, pero no como relleno, sino aportando sonoridades”.

El núcleo de la Orquesta de Agustín Guerrero detonará el próximo domingo en la Usina del Arte, en Caffarena y Pedro de Mendoza, puntual desde las 17.30. Una explosión que pondrá de manifiesto la expansión compositiva y los nuevos planetas que se han conformado en estas primeras décadas del nuevo siglo.

Escuchá la nota completa aquí.

Foto: facebook Agustín Guerrero