El cantor Walter “Chino” Laborde contó en una entrevista ofrecida al suplemento Personajes del diario La Nación los motivos que lo distanciaron de la Orquesta Típica Fernández Fierro.

“Con la Fierro pasaron dos cosas. Si es difícil ponerse de acuerdo entre tres personas, imaginate lo que puede pasar cuando hay quince monos, contando músicos y técnicos de luces y sonido. Además, tuve un problema dentro del Club -el CAFF- que no me gustó cómo se lo resolvió; para mí fue de una manera muy mezquina. Creo que yo había entregado muchas cosas como para que me hicieran pagar el error en dinero. Una cosa es tener que pedir perdón, otra es que cuando no hay un mango, te toquen el bolsillo. Las mezquindades me echaron. Me sentí expulsado”, dijo Laborde al periodista Mauro Apicella.

El Chino manifestó además que “musicalmente, la cosa se estaba acotando”, en referencia a la amplitud temática de la Fernández Fierro. “La orquesta se estaba limitando, las temáticas eran todas oscuras y yo pensaba que había que abrir una ventana desde adentro. Igualmente, aunque creo que están demasiado oscuros, pienso que la cantante Julieta Laso le queda muy bien a la Fierro. Es rea. Los temas están bien para su tonalidad”, sostuvo el cantor.

Recientemente, el Chino Laborde debutó al frente de su orquesta -acompañado por la dirección musical de la pianista Analía Goldberg- y continúa siendo el cantor de la Orquesta Típica Sans Souci y el dúo que integra junto al guitarrista Diego “Dipi” Kvitko.