Conectarse a nuestras redes
Doble A Radio

Olga Orozco: “Cuando me preguntan qué poesía hago, a veces digo que hago tangos con categoría”

Noticias

Olga Orozco: “Cuando me preguntan qué poesía hago, a veces digo que hago tangos con categoría”

A 20 años de la transmutación de la poeta argentina, un repaso por sus gustos tangueros.

Poeta, escritora, periodista y por momentos tarotista, Olga Orozco (Olga Nilda Gugliotta) es una de las mayores voces dentro de las letras argentinas.

Nacida en Toay, La Pampa, Orozco trazó su poesía con temas centrales como el tiempo, la memoria, la fantasía, los seres imaginados y la “fe en los distintos planos de la realidad”.

“Diría que mi poesía es de intemperies y desamparos”, decía Olga cuando le preguntaban sobre su búsqueda. Una búsqueda que necesitaba de amuletos, talismanes y máscaras protectoras que la sintonizaban con su fondo de creación. Sin olvidar a Berenice, su gata, a la que le dedicó un libro entero de poemas, Cantos a Berenice.

“Yo escribo con una piedra en la mano, una piedra de San Luis en una mano y una de Sicilia en la otra; claro que no puedo escribir con las dos piedras pero las tomo alternativamente; la de San Luis, donde nació mi madre y una de Capo Dorlando, Sicilia, donde nació mi padre. Y a veces tomo una piedrecita negra que me dio un chico del que estuve enamorada cuando tenía seis años. Yo siento a las piedras, las siento latir como si tuviera un corazón de pájaro en la mano”, contaba Orozco en una entrevista ofrecida al poeta Jorge Boccanera.

Amante del tango, la poeta confesaba precisamente en esa charla con Boccanera sus gustos por el género:

– ¿Es cierto que usted cantaba tangos? La periodista uruguaya María Esther Gilio le adjudica una voz de musa de arrabal.

– Me parece un título bastante honorífico. Cuando me preguntan qué clase de poesía hago, a veces digo que hago tangos con categoría. Me gustan Discépolo, Manzi, Expósito, Cátulo Castillo. En casa de Girondo, después de las dos de la mañana, él, que me tenía muchísimo cariño, me permitía cantar un par de tangos. Yo por dentro me sentía un ángel cantando pero por fuera sonaba a perro. Le veía a todo el mundo intenciones de amordazarme.

– Nómbreme algunos tangos de su repertorio.

– “Sur”, “Che bandoneón” y “Una canción”.

Orozco falleció en Buenos Aires el 15 de agosto de 1999. Aunque no cumplía con el estándar de un libro cada dos años, su obra expresa una potencia inaudita que podría condensarse para siempre con el primero de sus notables libros.

En el micro radial de Fractura Expuesta “Con un dragón en la lengua”, la poeta fue retratada por Matías Mauricio.

“Alguna vez se debatió sobre la ausencia de mujeres en los altos tronos del arte. Olga Orozco con un solo poema lo desmiente y lo hace valer por un trillón de hombres”, comenta Mauricio. Y agrega: “Cada verso invita a detenerse, a pensarlo, a soñarlo como un pequeño mundo”.

Fractura Expuesta

Sitio de tango y noticias culturales.

Dejá tu comentario

Dejar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias

Avisos

Lo más leído…

Avisos
To Top