Conectarse a nuestras redes
Doble A Radio

Cintia Trigo: “Aún persiste el machismo en algunos espacios de tango”

Cuestionario Fractura Expuesta

Cintia Trigo: “Aún persiste el machismo en algunos espacios de tango”

La cantautora es una de las voces representativas de la nueva canción tanguera. Responde el Cuestionario Fractura Expuesta y resalta el “poder de organización” del movimiento del tango durante la pandemia.

¿Un disco, un libro, una película?

The Wall de Pink Floyd, uno de los pocos discos cuyos temas realmente necesitan ser escuchados en orden de aparición. Un libro, Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, que me introdujo en el maravilloso mundo de la ciencia ficción y la alegoría política. Y todos los del atorrante de Arlt. Una película, La sociedad de los poetas muertos de Peter Weir.

¿Un tango imprescindible?

“Bluses de Boedo” del “Tape” Rubín y “La calle del agujero en la media” de Raúl González Tuñón y el “Tata” Cedrón.  Temazos los dos y mis ventanas al Nuevo Tango Canción.

¿Qué artista o disco recomienda para conocer lo que suena hoy en el tango?

Mariposa muerta del Cuarteto La Púa y Victoria Di Raimondo. Es un disco que sintetiza muchas de las vertientes estéticas y poéticas del nuevo tango a partir del impecable laburo de grandes referentes y amigues (*).

¿Un referente clásico que no hay que dejar de escuchar?

Nelly Omar, que además de cantar desde y con el alma, es oriunda de los pagos de mi abuela (Guaminí).

¿Cómo y cuándo oye música? ¿Vinilo, CD, mp3 o plataformas digitales?

Los cd´s en el auto porque es el único reproductor que tengo. En general, en plataformas digitales. Siempre caminado, manejando, cocinando o limpiando. La música, sumada al movimiento, me ayuda a experimentar los avatares de la vida cotidiana como pequeños cortometrajes o videoclips.

Trigo: “El tango es un bien cultural no valorizado ni preservado por los gobiernos”.

¿Qué ama del tango?

Su sentido comunitario y la complicidad que genera entre sus seguidores. A les tangueres que acompañan las luchas. La militancia incansable de creadores, intérpretes, intelectuales y difusores del género. Que seamos cada vez más las pibas y disidencias ocupando diferentes roles en el ambiente. La mítica de los espacios del under tanguero. El potencial que tiene su poesía y música para renovarse y conquistar a las nuevas generaciones.

¿Qué detesta del tango?

A los detractores de lo nuevo. A los imitadores. El machismo que aún persiste en algunos espacios. Que muchos sólo lo asocien con ideas y estéticas conservadoras y que desconozcan las nuevas movidas y artistas. Que sea un bien cultural no valorizado ni preservado por los gobiernos, ni difundido por los medios masivos de comunicación.

“A veces, estos momentos de pausa forzada nos sirven para poner en perspectiva el laburo que venimos haciendo y la cantidad de tangueres que somos”.

Si no se dedicara al tango ¿sería…?

Sinceramente no podría decir que me dedico al tango. Me dedico sobre todo a la docencia que es la salida laboral para la mayoría de les artistas y con eso financio mis proyectos tangueros. ¿Podremos alguna vez dedicarnos enteramente a nuestro arte? En esa lucha estamos. En un universo paralelo, sería rockera o escritora.

¿Cuál fue su último sueño?

En sentido literal, anoche soñé que me atacaba una horda de zombies. ¿Apocalipsis corona-zombie? ¡Qué Freud nos ampare! Metafóricamente, hace unos años cumplí uno de mis sueños al grabar con La Vagabunda un disco repleto de mis canciones. Que esos temas hayan sonado en la radio y sean interpretados por otres artistas, ha superado cualquier tipo de expectativa.

Diga lo que tenga ganas de expresar en este momento…

Quiero aprovechar para decir que estoy orgullosa del poder de organización que ha demostrado la comunidad tanguera durante esta pandemia. Los momentos de crisis ponen en evidencia que la única forma de salir adelante es unidos y trabajando colectivamente. El tango se ha visto atravesado fuertemente por la coyuntura política, económica y social y ha reaccionado con un nivel de militancia inspirador y pocas veces visto en el género. A veces, estos momentos de pausa forzada nos sirven para poner en perspectiva el laburo que venimos haciendo y la cantidad de tangueres que somos. En este sentido, le hemos sacado buen provecho a un año tan nefasto.  Estoy ansiosa por ver la catarata de obras y proyectos post-pandemia que vendrán en este 2021. El Tango está vivo y en movimiento. Y no lo para nadie.

(*) La redacción de este medio reprodujo el lenguaje inclusivo utilizado por la entrevistada.

Fractura Expuesta

Sitio de tango y noticias culturales. Desde 2003, el espacio referente del tango de estos tiempos.

Dejá tu comentario

Dejar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Cuestionario Fractura Expuesta

Avisos
Avisos

Lo más leído…

To Top