Este domingo, el pianista y compositor Diego Schissi subirá con su quinteto al escenario del Teatro Colón. Con su música, llevará nuevamente al tango a uno de los espacios más relevantes de la escena artística nacional e internacional.

Fractura Expuesta dialogó con Schissi para conocer, a poco del concierto, las impresiones de uno de los músicos de mayor proyección que tiene el país.

Las expectativas y los afectos

“Tocar en el Colón implica inevitablemente la expectativa que tiene cualquier proyecto de música argentina, es algo soñado, es una fantasía que está rondando siempre en la cabeza de todos”, cuenta el pianista.

“No puedo dejar de pensar en mis padres, los dos murieron y me hubiera encantado que estuvieran presentes en un momento así”

“Pero, por otro lado, lo que más me está impactando en estos días tiene que ver con nosotros, con el grupo que está por cumplir 10 años. Vamos a poder trasladar lo que venimos haciendo en lugares que son muy pequeños, en los que no entran más de 30 personas. De eso al Colón. Es movilizador”, dice Schissi que valora la oportunidad de los grandes escenarios pero también no pierde de vista lo importante, la música en cualquier lugar.

Por supuesto que la apuesta y la expectativa personal es inevitable. Schissi asume además otras derivaciones. “Hay algo de la expectativa de los demás que empieza a convocar un efecto fuerte, como la expectativa de los amigos, los colegas, los parientes. No puedo dejar de pensar en mis padres, los dos murieron y me hubiera encantado que estuvieran presentes en un momento así. Todo eso termina impactándote”.

Una celebración para el tango

Piazzolla, Pugliese, Troilo, pisaron las tablas del Colón para que suene tango. Ahora será el turno de Diego Schissi Quinteto con su renovadora impronta. “Por más que nosotros tenemos una mirada angular acerca del género, no deja de ser un concierto de tango en el Teatro Colón y eso también tiene algo que es emocionante, con el agregado de sumarle obras de Piazzolla y Mores”, cuenta el músico.

Junto a Schissi, completarán el quinteto Santiago Segret (bandoneón), Guillermo Rubino (violín), Ismael Grossman (guitarra) y Juan Pablo Navarro (contrabajo).

“Es también una celebración muy íntima con los compañeros y hermanos con lo que venimos construyendo una idea musical desde hace muchos años”, dice el pianista sobre sus compañeros de ruta. Y culmina: “Esta celebración también la extendería a los afectos más cercanos como mis hijos y mi pareja. Dentro de un panorama de país tan difícil, poder tener este bálsamo, esta caricia, esta serie de sensaciones que mueven el concierto, no deja de ser conmovedor”.

EL PROGRAMA

DIEGO SCHISSI (1969)
“Astor de pibe”
“El borracho / 14”

MARIANO MORES (1918 – 2016)
“Tanguera”

DIEGO SCHISSI
“La música / 55”
“Diálogo”
“Pericón”

ASTOR PIAZZOLLA (1921 – 1992)
“Libertango”

DIEGO SCHISSI
“Pane / 50”
“Canción 4”
“Salto”

MARIANO MORES
“Taquito militar”

DIEGO SCHISSI
“Líquido 5”

ENTRADAS
Entrada libre y gratuita. Se entregarán dos por persona a partir del viernes 3 de agosto, de 9 a 20, en la boletería del Teatro (Tucumán 1171)