Afirman por ahí: “Porteño nacido en 1936, pero desde 1968 radicado en París. Animador de la movida cultural pre-hippie de fines de los 50 en Buenos Aires, fue uno de los fundadores de la primitiva “Cueva” de Pueyrredón, pero fundamentalmente: trombonista, artista plástico y pianista de excepción; Juan Carlos Cáceres, fue cimentando una carrera original y poderosa que obtuvo su punto más alto cuando descubrió el hilo conductor principal que unía al tango con aquellos sones que la cultura afro esparció ocultada por la “historia oficial” y que excede al marco de lo estrictamente musical. Al ritmo de su “tango negro”, suman millones de milongueros en el mundo los que se volcaron a las pistas con ese sabor latente y que a través de su ronca voz, se conectaron sin saber con una parte negada de nuestra historia política y cultural. Es finalmente, un referente ineludible a la hora de mencionar a la renovación del género”.

Juan Carlos Cáceres se está apagando en su casa de Perigny, a 30 kilómetros de París. Por iniciativa de Ariel Prat y el acompañamiento a distancia de Alicia Zadán, la compañera de Cáceres, el próximo miércoles 1 de abril se realizará un homenaje urgente en el Auditorio de Radio Nacional (Maipú 555), según explica Prat, con la fe de saber que “estos vientos que no entienden de mares ni de fronteras y llevarán sus canciones reinterpretadas para que lo abracemos con la alegría que se suele vivir en su viejo atelier de Montmartrè”.

Desde las 19 con entrada libre y gratuita, participarán Juan Subirá y selectos amigos de Bersuit Vergarabat, María Volonté, Julián Peralta y Mariano González Calo, Centro Murga Los Viciosos de Almagro, Omar Giammarco, Garufa de Constitución, China Cruel, Juan Serén, Mónica Papalía, Nicolás “Choco” Ciocchini y Tangó. Bailarán Celeste Voria y Mauro Holzman, y por supuesto Ariel Prat con su banda. Además, habrá invitados especiales como Jorge Garrote, Omar Massa y Zelmar Garín. Auspicia el Ministerio de Cultura de la Nación.

Foto: facebook de Juan Carlos Cáceres